Cuando sea mayor…. ¡quiero aprender a estudiar bien y disfrutar de la música! Notas sobre experiencias propias y sobre psicología de la interpretación artística

Cuando eres peque, te dicen que debes estudiar más y más; y cuando eres mayor y te has concienciado de que hay que estudiar más y más, te das cuenta que nunca es suficiente…

Seguramente, nunca es suficiente pero … si tuvieras todo el tiempo del mundo ¿podrías estudiar demasiado?

Mi queridísima profesora (Tsiala Kvernadze) cuando entré en la adolescencia, me decía que todos los años debía incrementar una hora más de estudio. Había, sin duda, razones para ello y yo confiaba al 100% en mi profesora (¡que era una verdadera fortuna de profesora! ¡testimonio de ello es la gran labor que hizo a nivel pedagógico en Asturias!). El repertorio cada vez era mayor, y las complicaciones técnicas del piano también. Sin embargo, teniendo en cuenta, que cuando tenía 14 años llegaba a estudiar unas 4 o 5 horas al día; cuando llegué a tener 23 y finalmente me dieron una beca para irme a París y dedicarme enteramente al estudio del piano, acabé imponiendome unas sesiones de estudio de entre 8 y 10 horas. Aunque no tengo duda alguna de que debo a mi profesora una grandísima parte de mi forma de tocar, así como le debo el mérito las becas ganadas y de mis logros de la adolescencia, la estrategia de aumentar progresivamente el tiempo estudio no me sirvió cuando llegué a los 23 años. Después de ese año ¡rompí! y dejé de tocar el piano durante unos años, a pesar de que hasta entonces me había ido francamente bien en mi carrera pianística.

Tsiala Kvernadze
Tsiala Kvernadze

Aunque mi decisión de dejar de tocar el piano se debió también a otras circunstancias adversas con las que me tuve que enfrentar en ese año, ciertamente la dinámica de estudio que había creado no era nada constructiva. Había conseguido -al menos- desarrollar  un buen sentido de la escucha, pero me enfrentaba a un miedo indecible a quedarme en blanco en escena y además, con mis auto-imposiciones, acabé matando mi motivación por tocar el piano. No fui un caso aislado, pues entre mis compañerxs muchos dejaron el piano quizás por motivos similares a pesar de que tuvieran brillantes carreras.

Años después pude recuperar mi cariño al piano, gracias a tomar clases de jazz con Jacobo de Miguel. Jacobo de Miguel, un súper músico que tenemos la suerte de tener en Asturias, me obligaba a estudiar súper-concentrada, con objetivos muy claros y si no conseguía esos objetivos me echaba la peta. Me solía decir “estuviste tocando no estudiando”. Al tener un profe tan exigente y al ser una materia nueva para mi, todo ello me suponía tener que estar al 100% en lo que estaba, durante las sesiones de estudio; algo que no me sucedía con clásico porque había interiorizado una dinámica de mera repetición. Por otra parte, cuando comencé jazz me prometí a mi misma que -pasase lo que pasase, y a pesar de mi cierta tendencia a obsersionarme- no tocaría el piano a no ser que lo disfrutase. Ambos objetivos: la concentración total en el estudio y el no perder de vista la motivación principal (osea disfrutar), no fueron objetivos fáciles, pero creo que al menos en parte logré alcanzarlos.

h26c12f1
Jacobo de Miguel

El jazz y Jacobo me ayudaron a cambiar la perspectiva de cómo me acercaba a la música, me ayudaron también a ser más analítica con las partituras. Al poco tiempo descubrí el blog http://www.bulletproofmusician.com de Noa Kageyama, que imparte un curso de Psicología para intérpretes en la Juilliard. En particular, Noa habla de técnicas de estudio donde la persona debe ser intentar ser lo más consciente y dueño de su proceso de aprendizaje. Por ello, más que en horas de estudio, la práctica del piano debía guiarse por otros principios y no la práctica repetitiva, pues la practica repetitiva sin pensar colleva: una disminución de la seguridad (a menudo te quedas en blanco en el escenario), la pérdida de tiempo y el cansancio y la desmotivación y el aprendizaje no efectivo. Noa, en vez de eso, habla  en vez de ello de sesiones de estudio más cortas, para maximizar la concentración, de goles específicos y claros. Este tipo de estudio, da mejores resultados y también ayudan a construir seguridad de cara al escenario.  Esto mismo lo decía Heirich Neuhaus, quien imperativamente expresaba que no se debía tocar jamás ni una sola nota sin una concentración y una escucha total y profunda.

Pero, las sesiones de estudio son solo una parte de la historia (según mi opinión). Tras descubrir el blog de Noa, me apunté a un Curso de Psicología para intérpretes impartido por la UNED en la que nos mandaron un libro de Psicología en el que se hablaba de las motivaciones y los objetivos/metas. El libro diferenciaba entre metas de resultados (quiero ganar este concurso, o quiero tocar en esta sala) y metas de rendimiento (quiero tocar esta frase bien); así como de motivaciones extrínsecas (motivaciones circunstanciales como las opiniones de los otros) y motivaciones intrínsecas (motivaciones generadas por una misma). Mientras que a partir de la adolescencia, la persona empieza a experimentar con más fuerza la necesidad de motivaciones extrínsecas y quizás por ello más facilmente se proponga metas de resultados, éste no es necesariamente el mejor camino. El resultado que encontraron los psicólogos es que las metas de rendimiento y las motivaciones intrínsecas funcionaban mucho mejor y se mantenían en el tiempo.

Así pues, mis conclusiones son las siguientes: de nada vale obsersionarse con cosas que pueden o no llegar como cuando yo era adolescente, y por querer ganar concursos,  querer gustar a la gente y tocar en las salas, pues la obsesión te puede llevar a la frustración y al fracaso total. Si te concentras en hacer buena música y disfrutar de lo que haces pues eso es lo que tienes ganado. Aunque… ¡no siempre es tarea fácil!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s